German French English Spanish

Vías Pecuarias

Las vías pecuarias, son bienes de dominio público, son un patrimonio económico, histórico, social y natural a conservar. Madrid, que participa de lo serrano y de lo manchego, centro geográfico peninsular, es una encrucijada de grandes vías trashumantes, de las cuáles cuatro forman parte de la red de grandes cañadas inter-comunitarias. Junto a éstas, constituyendo una densa malla que envuelve toda la región, se contabilizan cerca de 4.200 Km. de vías.

En su origen, los trazados pecuarios nacieron como consecuencia de la necesidad de habilitar espacios entre las tierras agrícolas por donde el ganado pudiese desplazarse en busca de pastos, y si bien el uso al que se han adscrito tradicionalmente es el ganadero, no es menos cierto que en el momento actual su utilización para tal fin ha decrecido, como consecuencia del cambio en los sistemas de manejo y explotación del ganado.

La trashumancia que aún perdura se ha modificado en gran parte por el uso del ferrocarril y el camión, que acortan muy considerablemente los días de viaje del ganado, de forma tal que en la práctica el empleo de la red de caminos pecuarios para los grandes desplazamientos ha disminuido, a la par que se ha incrementado su uso en régimen de trasterminancia para el traslado entre términos de regiones muy próximas o municipios limítrofes.

Además, en la Comunidad de Madrid la aglomeración urbana se ha ido produciendo de manera discontinua, alcanzando en sucesivos saltos a coronas urbanas cada vez más alejadas del núcleo central, para retroceder más tarde y rellenar los espacios vacíos, apoyándose sobre la saturación de las carreteras radiales y de las infraestructuras de los núcleos rurales preexistentes . En este proceso, las vías pecuarias jugaron un papel fundamental, como ejes rurales de comunicación que eran, sufriendo un proceso de ocupación similar.

Asumiendo que el medio más idóneo para conservar este rico patrimonio es utilizarlo racionalmente, se plantea revitalizar su uso como soporte para distintos tipos de actividades compatibles y complementarias con el tránsito ganadero, de tal forma que las vías pecuarias no se conviertan en reliquias del pasado sino en espacios activos y multifuncionales.

En el municipio de Cabanillas de la Sierra dispone de una amplia red de caminos rurales que comunican con los otros municipios de los alrededores. Por cualquiera de estos caminos se puede realizar senderismo, cicloturismo, paseos a caballo, etc. Cualquier sendero y dirección que se elija, siempre será un ameno paseo para entrar en contacto con una naturaleza de alto valor ecológico.

La red de vías pecuarias del municipio esta compuesta por dos cañadas, dos coladas, cinco descansaderos, con una longitud total de 18,5 Km. y una superficie ocupada de 82 ha.

La clasificación de las vías pecuarias, según el reglamento de vías Pecuarias, aprobado por Decreto el 23 de Diciembre de 1.944, para el término de Cabanillas de la Sierra, en la provincia de Madrid es la siguiente:

Vías pecuarias cuya conservación se consideran necesarias para el tránsito de los ganados

Cañada Real de Extremadura, que procede del término municipal de Guadalix de la Sierra penetrando en Cabanillas de la Sierra por Navalafuente y con un rumbo de SO. A NO., con una longitud aproximada de 5.400 metros, con una anchura de 75 metros y 22 cms. (90 varas).

Cañada del Laderón al Portillo de Redueña, arranca de “Las Cuevas” y siguiendo un rumbo de Oeste a Este sigue el curso del camino de Cabanillas a Redueña. Su longitud aproximada es de 1.800 metros, con una anchura de de 75 metros y 22 cms. (90 varas).

Colada que desde la Cañada del Laderón por la ladera de los Cerros. Paralela al arroyo El Sacedón hasta al término de Venturada, arranca de la anterior Cañada y tiene rumbo de NS. Su longitud aproximada es de 1.500 metros y una anchura de 23 metros.

Colada de la Poza de la Cacera a la Dehesa, arranca de la Cañada Real de Extremadura en “Las Mochuelas” (Km.53, 800) y con rumbo Norte unida a la carretera de Valdemanco. Su longitud aproximada es de 4.300 metros, siendo su anchura de 25 m con 8 cms. (30 varas).

Colada y descansadero de ganados de Sacedón, arranca de la Cañada Real de Extremadura desde el  Puente de los Arrieros y siguiendo un rumbo al Noroeste sube por el arroyo de Sacedón pasando por debajo del Puente nuevo de la carretera de Madrid-Irún. Su longitud es de 5.500 metros con una anchura variable mínima de 15 metros y máxima de 35 metros.

 Creatividad y desarrollo      logo Sindec